<------ Resultados de Búsqueda <------

martes, 28 de enero de 2014

Cómo argumentar que una película es buena [y darle calificación]

colección, bluray, blurays, películas, warner brothers, favoritas, cine, ben hur, el señor de los anillos, quentin tarantino

Cada película que vez te da puntos de referencia. Sólo basta ver una y ya podrás empezar a compararla con la siguiente. Y elegir cuál es mejor.

Todo en la vida es una comparación.

Al llegar a cierta edad habrás visto tal cantidad de películas que hasta podrás hacer un top 10 de tus favoritas. Tal vez incluso conozcas el nombre de los actores, directores, ¡y hasta de guionistas y encargados de fotografía!

Lo importante es que ya tienes un montón de puntos de referencia.

Una mujer guapa en mi país es posiblemente guapa en cualquier parte del mundo, y viceversa. Y digo posiblemente porque generalizar es fácil. Hay culturas en el mundo donde las gordas son más deseables, lugares en áfrica, culturas antiquísimas cuya comida ha escaseado siempre; entonces, ser gorda era símbolo de riqueza, porque solía comer (además de salud). Y deseable, muy deseable según su cultura.
Una película buena debería ser evidente para cualquiera que la viera. Pero no es así.
Tal vez he visto más de quinientas películas en mi vida. Tal vez he visto mil. Lo cierto es que hubo años en los que cada fin de semana rentábamos en Blockbuster al menos una. Sin falta.

Al año eran por lo menos 54 películas. Y si 1/4 de esas idas a Blockbuster me llevaba dos (estoy seguro que fueron más), al año en realidad rentaba 68.

Siempre he rentado películas, pero, en serio, hubo una época en la que religiosamente íbamos cada viernes o sábado a enriquecer las arcas de Blockbuster. De 2008 a 2011 vi no menos de 204 películas. Y eso sin contar las idas al cine y las que hubiera en televisión. 

Hoy en día cuento con un gran, gran puñado de puntos de referencia. Siento un genuino amor por las películas que idolatro, aquellas que he llegado a admirar.

Una película buena debería ser evidente para cualquiera que la viera. Pero no es así. Cuando miras las reseñas en Rotten Tomatoes o IMDb, te das cuenta de que las opiniones divergen. Las personas piensan. O eso creen. ¿Cómo sé que la opinión de Fulano es plausible? ¡Muéstrame tus credenciales, amigo!
¿Qué hacía a una película ser un 9 y no un 10?
En IMDb contamos con promedios. Dos promedios.

Uno es el promedio de las personas comunes y corrientes, como yo. Buscas una película en IMDb y rápido verás el promedio de las miles (a veces cientos de miles) de personas que se han sentido con el derecho de entregar una, dos, tres o hasta diez estrellas. 

El otro promedio es el de la prensa especializada. Suele ser bastante diferente al promedio de las personas comunes.

Descargué la aplicación de IMDb para mi ipad mini. Ha sido toda una aventura. Con ella puedo ver qué películas se están exhibiendo en los cines de mi localidad, cuáles están por estrenarse, avances de cine que distan en el tiempo a ser relevantes. Qué actores cumplen años el día de hoy, cuáles están siendo populares.

Mi problema nació el momento en que me pregunté si estaba siendo justo con la forma en que calificaba. ¿Qué hacía a una película ser un 9 y no un 10?

Hace poco mis padres compraron una cafetera nueva. Cuando mi mamá hacía el café, sabía distinto a cuando mi papá lo hacía, y sabía distinto a cuando yo lo hacía. La razón era porque las cucharadas que vertíamos no eran siempre iguales. ¿Por qué el café de las franquicias o de los restaurantes sabe siempre igual? Porque lo preparan siempre igual. Y cuando decidí leer la etiqueta de Folgers sobre cómo ellos recomendaban prepararlo, me enteré de algo que ya sospechaba.

cafetera roja, rojo, folgers, tasa medidora, cuchara tablespoon, nutribullet,

La cafetera es básica. Marca hasta 4 tazas. Cada raya blanca en la cafetera indicaba una taza, y por cada taza usábamos una cucharada de café.

Folgers indicaba en el reverso del bote que una taza equivalía a 177 mililitros, y había que usar 1 cucharada por cada taza. 

Busqué el vaso medidor que mi hermana guarda en un cajón especial de la cocina donde se encuentran sus demás utensilios para preparar pasteles y otros postres. Lo llené con exactamente 177 mililitros de agua que vertí en la cafetera.

La cafetera debiera llenarse hasta el tope de la primera raya blanca, pero se había llenado hasta la segunda, indicando que en realidad había vertido 2 tazas.  
¡Oh!
Los 177 mililitros que Folgers indica en el reverso equivalen a 3/4 de taza, según mi vaso medidor, pero yo quiero una taza de café completa. 
Y si una taza entera tiene 250 ml, con simples matemáticas, y queriendo usar medidas exactas, concluí que con tres tazas (de 250 mililitros) necesito 4 cucharadas de Folgers. Pero no cualquier cuchara. Las instrucciones en español son bien simples. "Cuchara". Así, sin más. En inglés especifican que sea Tablespoon. 

Mi hermana tiene un juego de cucharas especiales para cocinar. Cada una más pequeña que la otra. Fui de nuevo al lugar donde guarda sus cosas de cocina, usé la tablespoon, que era la más grande de todas. La idea es que en esa cuchara llena de café no sobresalga nada, que no esté copeteada porque tiene el tamaño exacto para contener la cantidad que indican las instrucciones.
Si quieren evaluar alguna película sin sentirse mentirosos, querrán ser metódicos
Desde entonces, el café en mi casa siempre sabe perfecto. Igual todas las veces porque seguimos ciertas reglas.

Entonces, cuando han visto tantas películas como yo, queridos amigos, si quieren evaluar alguna sin sentirse mentirosos, querrán ser metódicos.

Hay algo en común con todas las películas que ganan premios. La mayoría podrá estar de acuerdo en que X película es buena. Incluso brillante. Y habrá otras que darán a Forrest Gump una sola estrella de diez.

Por ello, aquí presento mi pequeño listado para llegar a dar una calificación a las películas teniendo un argumento al respecto. 

1.- ¿Fue divertida?


Atención. La respuesta a todas las preguntas que plantearé en esta lista deben llevar una respuesta corta de dos posibilidades. Si o No

Si la película es de terror, ¿te aterró? O si fue comedia, ¿te hizo reír? En cada género debe cumplir su función. ¿Te impactó? [suspenso] ¿Te asqueó? [Horror] ¿Te tensaste? [Drama] 

Casi todas las películas de horror tienen vísceras y sangre, y casi todas las comedias tienen risas fáciles. Por eso este primer punto abarca otras preguntas que refinan su importancia. 
¿Te pareció especialmente divertida? ¿Fue novedosa? o en dado caso de ser un truco viejo, ¿Fue bien ejecutado? ¿Se te hizo genial?
¿Estuvo más que bién?
Recuerda que no hablo de una escena en particular, sino de un todo en general. 
Si tu respuesta es un rotundo Sí, anota un punto.

2.- ¿Fue hermoso?


Seamos malas personas y olvidemos la diversión. Olvidemos las actuaciones y la historia. Pregúntate ¿fue hermoso? ¿Cómo saberlo? Uno solamente lo sabe. Hay un Oscar designado para este punto: Fotografía.

Cuando los protagonistas hablan frente a la pantalla, todo, los actores y lo que tengan atrás de ellos, es fotografía. Cuando la cámara mira una puesta de sol hacia donde un hombre se aleja, es fotografía. Cuando Hannibal Lecter mira fijamente hacia la audiencia en un primer plano/close up, es fotografía. Cada momento de la película a la que podrías poner pausa y admirar algo, es fotografía. Y nada se deja al azar. Si es un buen director, habrá elegido un buen director de fotografía, y este a su vez habrá creado ambientes con su elección de las cosas que coloca frente a la cámara.

hannibal lecter, stare, fijeza, mirar, canibal, cine, Anthony Hopkins


Otro punto en la hermosura es el movimiento de la escena. 
Las películas de acción tienen escenas intensas donde los cambios de cámara son continuos y rápidos. Sin la buena fotografía y los buenos movimientos/cambios de cámara, no tendríamos nada.
—La cámara que sigue a Danny cuando va en su triciclo; El resplandor.
—La cámara que rota entre la plática del desayuno en Death Proof.


Las buenas películas incluyen ambos. Entonces, ¿Fue hermoso? ¿Sí? Anota otro punto. 

3.- ¿Transmitió algo?


Las películas más tontas que he visto están destinadas a quinceañeras, porque las quinceañeras tontas abundan. Son buen mercado. Los actores claro que son guapos, el sexo vende. Y si la cursilería barata la disfrazas de amor verdadero, casi tienes asegurada una secuela (Tres metros sobre el cielo). 

Todas las películas buenas hablan de algo. El qué, varía, pero siempre están relacionadas al espíritu humano, al amor (el de verdad), a la amistad; a cosas buenas. 

Por eso veo muy difícil que una comedia pura y dura algún día gane el Oscar a la mejor película. 

Recuerda. Esta regla no aplica igual siempre. Es aquí donde se diferencian los tontos de los ignorantes. Hay películas que son exageradas o estúpidas adrede. Y vaya que son buenas. Las películas serie B no pretenden dejarte nada bueno. No intentan cambiar tu perspectiva, llenarte de esperanza, darte ejemplos del amor en el mundo o enseñarte de la amistad. Sólo buscan entretenerte a diestra y siniestra. Y si son estúpidas o exagerada, ten por seguro que esa era su finalidad. Por ello pienso que las películas de este estilo no deberían incluirse en este punto, sería injusto. Y tonto.

Entonces, piensa. 
¿Qué (me) transmitió The Shawshank Redemption?
-Injusticia, amistad, impotencia, rabia, sorpresa, alegría.

¿Qué (me) transmitió Kill Bill?
-Sorpresa, ira, venganza, amor [El volumen 2]

Otra cosa. Si la película te transmitió malos sentimientos, y lo hace bien, también es correcto. Las buenas películas suelen desembocar en catarsis. 

Son tanto las acciones como las cosas que dicen. El discurso de V en V de Venganza, inspira. La forma de ser de Forrest Gump da risa y ternura porque el personaje es un hombre tonto e inocente. 

Entonces, ¿Te transmitió algo? ¿Fue tonto, cursi o estúpido (pero no intentaban serlo)? ¿No?
Tú dirás.

4.- ¿Dejó frases o citas?


Esta es fácil. Si sales del cine o apagas la televisión sin pensar en alguna frase que se haya dicho en la película, esa película perdió un punto. 

Es cierto. Todas las buenas películas tienen frases memorables. Todas. Y las que son en serio memorables aparecerán en series de televisión, a modo de parodia, o incluso en otras películas. 

Al infinito, y más allá. —Buzz Ligghtyear




5.- ¿El sonido amplió-mejoró la experiencia?


Entre la televisión, el equipo de bocinas y el amplificador que conforman mi teatro en casa, se llega a un total de 80 mil pesos, algo así como 6150 dólares. Y más de la mitad de ese dinero está invertido en puro audio.

En Estados Unidos se hizo una encuesta, de alguna universidad costosa, supongo, y se llegó a la conclusión de que los norteamericanos preferían ser diagnosticados con cáncer antes que quedarse ciegos. 

Estoy de acuerdo. La calidad de imagen (ojo, que no estoy hablando del punto número dos) es importante. Si la calidad de imagen puede ser increíble, qué mejor. Pero en mi opinión no es tan importante como el audio. Si el audio es malo, la película pierde casi todo.

La bocina más importante y en la que te recomiendan invertir más, siempre es la central. Por ella se escucha el diálogo. Justo acabo de suscribirme a un canal de YouTube donde un ciego de nacimiento "ve una película" y le hace una crítica. Un sistema surround te puede meter en la piel del protagonista y hacerte sentir el ambiente que experimentan.

«No es aquello que dices, sino cómo lo dices». Con las películas pasa igual. Si no puedes escucharlo, no te puedes enamorar porque no puedes entenderlo. Esto es apenas lo básico. 

La música.

Empecemos con la de ambiente o soundtrack.

Si el asesino está haciendo una carnicería con los protagonistas y no hubo una canción de preludio que anunciara la muerte, bueno, qué raro. 

Una de mis películas favoritas de Disney es Un Juego de Gemelas, y mucho tiene que ver el maravilloso soundtrack, que le va perfecto.


Cuando un soundtrack es bueno, al oír de nuevo la canción verás en tu cabeza fragmentos de alguna escena memorable. Oigo la novena sinfonía de Beethoven y aún puedo evocar recuerdos del horrorshow de ultra violencia, las hórridas escenas que Alex observaba mientras la eslusaba.


Porque saber elegir una canción para una escena es todo un arte cuando lo haces bien. Sea instrumental o no. De apenas algunos tambores que provoquen emoción o números musicales completos como en tantas películas animadas de Disney.


Efectos.

Balas disparadas, explosiones, vidrios estallando, golpes, patadas. Las películas de acción estarían en la ruina sin esto. Oh, bueno, de cualquier género.

Y la ciencia ficción, que tiene el lujo de poder inventarse sonidos. Algunos calan tan hondo en nosotros que se hacen icónicos. 

Y un subgénero de los efectos serían las alarmas, usadas para enfatizar. En Psicosis, la escena del baño. O en Kill Bill, cuando la cámara enfoca los ojos de Beatrix y un filtro rojo invade la escena mientras nos muestran difusos flashbacks. Todo acompañado de un alto pitido que nos pone en alerta.


Entonces, ¿El sonido fue memorable? ¿Amplio la experiencia? ¿Quisiste buscar una canción en YouTube para guardarla en favoritos? Entonces anota otro punto.

6.- ¿El desempeño de los actores fue soberbio?


¿Básico, verdad? Sin buenas actuaciones no hay buenas películas.





Hay tantos ejemplo. A veces la actuación es tan buena que al actor se le queda el personaje para siempre.

Entonces, ¿las actuaciones fueron remarcables? ¿conmovían? ¿cautivaban? ¿te hacían amarlos?
Anota un punto.

7.- ¿El inicio fue algo?


Sé que suena vago, pero no hay otra forma de decirlo. 
No hablo exactamente de que sea memorable (aunque si puede serlo, excelente). Hablo de que, al menos, sea... algo.

Memorable para mí viene siendo que puedas recordarlo con facilidad. Todos los que han visto Kill Bill recuerdan cómo empieza, porque empieza fuerte. En blanco y negro y con una mujer embarazada vestida de novia, llena de sangre, en el piso, suplicando por su vida porque un tal Bill le apunta a la cabeza con un arma. Y le dispara.


Forrest Gump empieza con una delicada y hermosa canción en donde vemos una pluma moverse en el azar del viento, pluma cuyo trayecto seguimos hasta los pies de Forrest, quien la recoge.


Ciudadano Kane empieza con un letrero de Prohibido el Paso, el cual ignoramos y pasamos a ver un imponente castillo. Seguimos avanzando hasta llegar a la habitación del moribundo Charles Foster Kane, quien sostiene una esfera de nieve, la cual, al morir, cae de sus manos y se destroza en el suelo justo después de decir sus últimas palabras: Rosebud.


Entonces.
¿El inicio fue algo? ¿Te dejó impresionado, con dudas o intrigado, y quisieras continuar? ¿Si? Entonces anota otro punto.


8.- ¿El final es complaciente?


No hablo de que Bella, hincada ante Bestia, moribundo, se digan unas palabras de amor para que segundos después muera unos instantes; el último pétalo de rosa mágica caiga y todos nuestros amigos: Lumiere, DinDon y la señora Potts hundan sus caras en el piso, decepcionados, para luego ver aparecer rayos de colores que eleven a Adam por los aires, transformándolo en el guapo güero con mirada de cristal que siempre fue.

Bueno, no siempre.

Los finales buenos (como el que acabo de contar) pueden ser muy diferentes. No existe una regla que defina un buen final. Pero, si es complaciente, si te parece que era lo correcto, si era inevitable, anotarás otro punto.

El final de Como si fuera la primera vez a mi mamá no le gustó. Lucie sigue enferma, perdiendo la memoria todas las noches. Ya habían pasado años y hasta tenía una hija con la que navegaba en los mares helados junto a su abuelo y su tío.
En cambio a mí, me encantó. Si la tipa se hubiera curado habría sentido fantástico, y no era el toque de la película.


En las pruebas de audiencia, a la gente no le gustó el final original de The Shawshank Redemption. La película daba indicios de que Andy y Red se reencontrarían. Indicándolo nada más.
Por ello la película acaba con los protagonistas reencontrándose en la playa mientras la cámara se aleja y se aleja en una toma aérea, donde a la distancia vemos a Andy y a Red fundirse en un catártico abrazo. Y la audiencia es feliz. Y yo, por supuesto.


Sin embargo, el otro final, el original, tampoco estaba mal. Pero para las personas como mi mamá, no existe otro. O los protagonistas se cazan y tienen montones de hijos o la película tiene un siete.

Entonces. 
¿Provoca catarsis? ¿Lo sientes correcto? ¿Era inevitable? ¿No es estúpido o forzado? ¿No le faltó algo?
Anota el penúltimo punto.

9.- Desarrollo y crecimiento de personaje.


Pregúntate ¿Dónde empezó y donde terminó el personaje?

En el libro de La Naranja Mecánica, Anthony Burgess decía en el prólogo que al necesitar dinero, se vio obligado a renunciar al capítulo 21 de su libro porque el editor norteamericano así lo demandó. En Inglaterra no tuvo ese problema y allá sí se publicó completo, pero Stanley Kubrick, el director de la adaptación, usó la copia americana.

naranja mecánica, Anthony Burguess, capítulo 21, capítulo faltante
Página importante del capítulo 21.
El capítulo 21 trata de cómo el protagonista se redime. Empieza a percibir la violencia como algo aburrido y sin sentido. Ve a un ex drugo suyo con una novia hermosa, a quien describe como alguien "de película" y no una débochca más a la que sólo quisieras tumbar para darle el viejo unodós, unodós.

Burguess dijo que la copia americana de su libro, y por ende la película, es una fábula porque el personaje se mantiene igual. Que no maduraba.

Veo difícil que una historia que se desarrolla en un corto periodo de tiempo dé al protagonista la oportunidad de crecer; pero no es imposible.

En la película Enlace Mortal, la trama entera se desarrolla en una cabina telefónica. Y el personaje crece.

Enlace mortal, francotirador, quote, amenaza, pelicula
Enlace Mortal. «Sólo espero que tu nueva honestidad, dure. Porque si no es así, sabrás de mí».
Así que no hay excusas.

Entonces
¿El personaje empezó siendo uno y acabó siendo otro? ¿Creció? ¿Cambió? ¿Se desarrolló?
Entonces anota otro punto.





Pocas películas merecen un diez, pero porque lograr una película así de buena requiere extensos cuidados y, a veces, mucha suerte.

Se opina que no hay película perfecta. Que ninguna merece un diez cerrado. Yo espero que con mi forma de evaluar existan algunas que toquen el cielo. A veces no sabemos por qué hacemos las cosas, por qué le damos a una película un 9.5 y no un diez.

Suma los puntos. Haz los cálculos.

Si 9 puntos es a 10 de calificación
¿8 puntos es igual a...?
Regla de tres simple.


8x10/9= 8.8, que es igual a 9 (no existen medios puntos en IMDb).

Ya no tantees.

Fotos de la entrada en alta resolución